Valer lo que valen tus datos en Internet

Datos en internet: No hace mucho alguien me comentaba que le sorprendía cómo Google era capaz de perseguirle allá donde navegara, viajara o chateara. “Busco unos pantalones en Zara y, a partir de ese momento, navegue por donde navegue me aparecen los mismos pantalones o similares, incluso enlaces a la web de Zara. Viajo a la playa de vacaciones y Google Maps me invita a subir mis fotos hechas en esa zona en concreta… da miedo, ¿no?”.

Exacto. Da miedo. Pero es que, si de algo viven las empresas en internet es de los datos que generamos y que, por así decirlo, les “regalamos”.

El diario El Mundo publicó una noticia sobre el valor de nuestros datos en internet: Tu vida a la venta por 10 euros. Así titulaba. Las cantidades económicas que se databan en el contenido eran escalofriantes. Sobre todo, teniendo en cuenta que nosotros, los portadores de estos datos tan valiosos, no percibimos un solo céntimo de los millones que generamos para las empresas.

Ya somos más de 3.000 millones de internautas. Sólo Facebook agrupa a 1.700 millones, lo que le generó 15.176 millones de euros en 2015 por la venta de nuestros datos a anunciantes; una cantidad que, sin embargo, supone la mitad de lo que se prevé para 2017.

Es obvio que la materia prima es nuestra vida privada, que se vende en paquetes bien perfilados, muy concretos, para que las empresas puedan dirigir su publicidad a un usuario determinado.

Google llegó a ingresar, en 2015, 67.000 millones de euros por publicidad, todo gracias a su extensa base de datos, monitorizada a partir de servicios como Android, Chrome o Google Maps.

Los usuarios nos convertimos en un producto de oferta y demanda para las empresas: “Los datos en internet son el petróleo del presente, y lo serán aún más en el futuro. Las plataformas digitales han generado valor a través de ellos para convertirlos en su modelo de negocio”, comentaba el directo del máster IT+IP del Esade, Mario Sol, para el diario El Mundo.

Gracias a esta base de datos que genera una navegación por internet, Facebook vale hoy 376.000 millones de dólares, Google 542.000 millones y Apple 583.000 millones.

El valor de los datos le da, a su vez, valor a la propia empresa: Facebook compró Whatsapp en 2014 por una cantidad de 21.800 millones de dólares, debido a sus 600 millones de usuarios (32 euros por usuario). Un precio que se convirtió en hito de la industria tecnológica. Es más, desde el próximo 23 de septiembre, los datos recogidos de los usuarios de Whatsapp también se podrán comercializar.

datos en internet Fuente: elmundo.es

Fuente: elmundo.es

El negocio de oferta y demanda de datos en internet ha ocasionado, en los últimos meses, una competición entre los agentes implicados, que incluye a empresas con gran cantidad de información privada sobre sus clientes, como son los grandes bancos o cadenas de comercio.

Lo mas curioso es que, a pesar de conocer estas cifras y lo que suponemos para las empresas, los usuarios no estamos reclamando ningún tipo de comisión o, incluso, denuncia que pueda controlar qué datos, y a quién, se venden sobre mí. El nuevo presidente de Telefónica, José María Álvarez-Pallete, consciente de ello, anunció la semana pasada la creación de una aplicación capaz de que sus clientes puedan optar por el cobro de sus datos a gigantes como Facebook y Google.

La protección de nuestros datos

Cada día, más de 3.400 millones de personas acceden a internet, suben más de 350 millones de fotografías y se realizan más de 2,5 millones de búsquedas por minuto. Esto genera una valiosa cantidad de datos, también personales.

Ante el negocio que esto supone –se prevé más de 60.000 millones de euros en 2020-, la Agencia Española de Protección de Datos (AEPD) debe concienciar a los ciudadanos sobre sus derechos y cómo ejercerlos. Pero, además, debe asumir el papel de mediador y trabajar con las empresas y organismos que tratan datos para sensibilizarles sobre sus obligaciones y actuar frente a ellos en caso de que no las respeten.

Es un tema que ya empieza a preocupar a los ciudadanos. Lejos de lo que se dice de que “la privacidad ha muerto”, la AEPD recibió en el 2015 más de 200.000 consultas sobre los derechos de cada ciudadano sobre sus datos privados y su uso.

De hecho, la última encuesta por AIMC reveló que ocho de cada 10 personas revelaron su preocupación por el uso que se hacía de sus datos en Internet. Lo que está claro es que la transparencia de las empresas sobre este tema es una de las actitudes que más valoran los usuarios y que crean confianza.

Si algo debemos hacer los internautas antes de lanzarnos a la piscina de las redes y la navegación online es leer las políticas de privacidad, conocer qué se puede y qué no hacer con los datos que vamos a desvelar y qué permisos les vamos a conceder a estos servicios. Es el único poder que, de momento, tenemos en este camino de compra-venta de nuestros vida más privada.

Fuente: http://www.elmundo.es/economia/2016/09/11/57d19b63268e3e4a6d8b4624.html

 

Medios de Comunicaciónstorytelling digital