7 tips para crear un buen contenido

Crear buen contenido 

El aumento de la comercialización de contenidos ha llevado a cada vez más marcas a convertirse en editores y expertos en creación de contenido. Miles de marcas se han lanzado al mercado del branded content, de la creación de historias con el único propósito de producir en masa sus contenidos. ¿Pero esta estrategia obtiene resultados por sí sola? No. Lo único que se consigue cuando miles de marcas tratan de producir contenidos a escala global es un contenido más que nadie lee ni comparte. Una mención en la página 150 de búsqueda de Google. Nada más.

En esto del marketing de contenidos hay mucho de duplicar y poco de crear. Y lo que valoran los lectores, espectadores u oyentes es el contenido de calidad. Así que si quieres crear buen contenido, apunta estos 7 tips imprescindibles en toda estrategia:

  1. Escribe para alguien. Es mucho más sencillo escribir para una persona o personas en concreto que para toda una audiencia abstracta e imprecisa. Además al crear buen contenido personalizado consigues que éste llegue mucho más. Emplear la primera persona (nosotros) en lugar de la tercera persona (Paquito SL) consigue más efecto en nuestro interlocutor, del mismo modo que hablar de “tú” en lugar de “clientes” hace a nuestro mensaje más personal.
  2. Utiliza el lenguaje de la conversación. No hace falta ser tan coloquial que acabe pareciendo vulgar. La idea es escribir de manera parecida a como lo haríamos si estuviésemos hablando a esa persona. Emplea un tono más informal, más propio del lenguaje verbal que del escrito y será más eficaz con tus lectores. Las personas nos sentimos más identificadas y “apeladas” cuando nos hablan personas como nosotros que cuando nos dirigen escritos, comunicaciones, documentos….utilizando lenguajes más formales e impersonales.
  3. Frases cortas vs frases más largas. A veces escuchamos que las frases cortas tienen un mayor impacto que las frases más largas y complejas. Esto no es siempre así. Lo importante es romper la monotonía en un texto. Todo él no puede componerse de frases cortas. Y punto. Tampoco de frases largas que unan y unan conceptos en los que nos perdemos más fácilmente de lo que esperábamos y tenemos que volver a empezar (sin querer ya te lo he hecho) En la combinación de ambas está la clave: crear buen contenido de lectura fácil y agradable
  4. Cuantas menos palabras, mejor. ¡Pero si acabamos de decir que en la variedad entre las frases más largas y más cortas está la mejor virtud de la escritura! ¿En qué quedamos? Una cosa no está reñida con la otra. Hay que utilizar la combinación de frases cortas y largas pero hay que apostar por resumir, por sintetizar. Si puedes decirlo en menos palabras ¿ por qué gastar más y hacer perder el tiempo a tu lector?Elimina las palabras innecesarias para ahorrarle su tiempo y resultarle más útil al darse cuenta de que delante de sí tiene un contenido directo, un contenido que va al grano.
  5. Acompaña tu contenido de imágenes. Según HubsPot el 94% de los artículos que contienen imágenes son más vistos que los artículos que prescinden de ellas. A veces éstas pueden llegar a contar cosas que un texto no es capaz de describir. Y no sólo eso. Tienen poder para evocar, para transmitir sensaciones y sentimientos que con un párrafo es muy difícil conseguir. Las imágenes también sirven de ayuda para romper visualmente un texto, por lo que cumplen una función cognitiva: la de ayudarnos a comprender mejor las cosas de manera más rápida.
  6. Mejor el por qué antes del cómo. Las marcas y las agencias y creativos que trabajan para ellas tienen una tendencia a explicar lo que hacen y cómo lo hacen. A ensalzar sus cualidades contando su método, su fórmula mágica. Pero ¿alguna habla de por qué lo hacen? para hacer más fácil la vida de las personas, para hacer más feliz el día a día de la gente….En esto está casi siempre el germen de una buena historia
  7. Y aquí viene lo fundamental: cuenta una historia. Una de las formas más efectivas para atraer al público es contar una historia. Esto no va a ser posible con cada pieza de contenido que creemos, pero siempre que se pueda contar una historia, vale la pena intentarlo, ya que ayuda a atraer al lector y a engancharlo a nuestro contenido.
black friday marketing digitalsomos marketistas