¿Qué emociones te producen los neumáticos Bridgestone?

Te contamos el éxito de la campaña de neumáticos Bridgestone para promocionar Driveguard basada en el storytelling. Cuatro historias y un denominador común: las emociones.

El neurocientífico de la Universidad de Princeton, Uri Hasson, hizo un experimento hace algunos años. Pidió a una mujer que contase su historia a otras personas y comprobó que las regiones emocionales de los cerebros de los que escuchaban esa historia se activaban al mismo tiempo. Esta es la respuesta que toda marca debe buscar en su audiencia y para ello tiene que despertar la parte emocional de quien le escucha. Eso es lo que hizo Neumáticos Bridgestone con esta campaña.

Las historias deben hablar de personas, no de cosas, números o empresas. En definitiva, de emociones. Ese es uno de los mandamientos principales del storytelling y en Agencia’71 lo seguimos a rajatabla. Pero, ¿es siempre posible contar la historia de una empresa o producto a través de las emociones? La respuesta es sí.

Cuando Neumáticos Bridgestone contactó con nosotros para promocionar su nuevo neumático, parecía difícil hablar de neumáticos a través de las emociones. Pero todos los productos tienen detrás algo más, y el de Bridgestone Driveguard era la seguridad: el neumático que te ayuda en lo que todo el mundo tiene presente cada día, en la protección de los tuyos.

Decidimos entonces poner rostro a esa rueda y contar las historias de personas cuyas actividades y vidas transmiten el valor principal del que queremos hablar: preocupados por la seguridad, sobre todo la de los demás.

La mejor forma de hacerlo era utilizando la imagen como herramienta. La narrativa audiovisual mejora la atracción del consumidor y ayuda a la marca a destacar y a diferenciarse entre la amalgama de contenidos en la web.

La historia

Conocimos la vocación de Mario, de Camino y de Beatriz.  Mario, farero de profesión y vocación, se preocupa de que los barcos lleguen a buen puerto. Camino, voluntaria en la Unidad Canina de Madrid, se enfrena y prepara a diario para poder rescatar y ayudar a las personas. Beatriz, enfermera rural en una pequeña población de Navarra, su vocación es proteger a sus pacientes con cercanía.

Tres protagonistas con historias muy diferentes pero con un común denominador: la seguridad y el instinto de protección. Como el de Driveguard. Y en la búsqueda de esa seguridad familiar, el compromiso, la cercanía y en definitiva, la búsqueda de la excelencia, nos encontramos con la protagonista de la historia, Gemma Mengual. Nadie mejor para responder a estos valores.

En definitiva, una comunicación centrada en el cliente y no en el producto. El storytelling marketing se basa en contar historias, atacar a las emociones, a los miedos, ilusiones o recuerdos. Ese debe ser el objetivo de todas las marcas.

contenidos en youtube