Medios de Comunicación: Aunque quizá no lo sepas, te acompañan las 24h

En esta infografía mostramos lo que el usuario cree que viene de los medios de comunicación y lo que no se ve y también procede de ellos.

En la actualidad, cada día es más fácil caer en la intoxicación. Sin embargo, también es cada vez mayor el número de opciones con las que personalizar nuestro consumo de información y recibir una oferta comunicativa a la carta. De hecho, gracias a las redes sociales y a las apps se ha producido una sobreabundancia tanto de este tipo de opciones como de variedad de canales para la información. En este contexto, la impresión generalizada en la audiencia es de que los medios de comunicación han sido despojados de su condición de “reyes de la información” para pasar a tener una función optativa, de prestigio a lo sumo.

Lo cierto es que ni las redes sociales ni cualquier nuevo soporte que pueda surgir, pueden ser equiparadas con la función y labor de los medios de comunicación como auténticos informadores. Las redes sociales no dejan de ser más que nuevos canales. Es una falsa impresión la de un usuario que se cree capaz de informarse al margen de los medios. Hay que evitar caer en el confuso y erróneo concepto de “periodismo ciudadano”. Como se puede apreciar en la infografía, la inmensa mayoría de la información que recibimos a lo largo del día procede de los medios de comunicación casi sin darnos cuenta, aunque nos llegue de un tweet, de un whatsapp, de un amigo, de una notificación…

Por otra parte, el propio usuario se convierte en canal y prescriptor de la información –que no en fuente–, cuando reacciona ante la información recibida y la comparte con amigos y seguidores en las redes sociales mediante un whatsapp, un retweet, un comentario, un fav… Un tema importante para el marketing de contenidos.

Medios de Comunicación

comunicación de marcaCómo escribir bien