Los cuatro errores más comunes a la hora de escribir el texto de una web

¿Cuál es la mejor forma de captar la atención de un lector? Estos son los cuatro fallos más habituales a la hora de escribir texto web.

No te pones en los zapatos de tu cliente. Te gusta pensar que tus gustos son los correctos. Gran error, tienes que preguntarte por qué alguien entra en tu web, qué es lo que busca en ella, cuánto sabe de tu marca, qué quiere saber (y qué no le interesa en absoluto), qué se pregunta a lo largo de la navegación por la web etc. Entonces sabrás cómo orientar tu contenido.

No sabes qué contar. ¿Tienes algo que contar? Hasta que no lo tengas, no captarás la atención de tu público. La usabilidad y el diseño están muy bien, pero lo más importante es contar una historia a través de la que comunicar la marca. No desmerezcas el valor del contenido de una página.

No sabes escribir corto. Si estás acostumbrado a escribir largos textos para otros medios, tienes que cambiar de chip. Para escribir texto web, escribe corto, directo y resumido. Eliminar palabras superfluas y contar historias directas de frases cortas es la clave de un buen texto web.

Si no cambias el contenido, te estancas. Los textos de una web no son estáticos: deben cambiar para adaptarse continuamente a lo que necesita la marca y el propio medio. No olvides que el contenido, además, debe orientarse al SEO y Google cambia sus requisitos de continuo.

marketing de contenidosContent Management Optimization